Inicio Ismael Camacho en la Red ¿Ya Viste? Si Fuera Malpensado

¿Ya Viste? Si Fuera Malpensado

Hace unos días inició, en el interior del edificio del Ayuntamiento de Culiacán, una huelga de hambre que a muchos convenció de su justo y muy discutible intención.

Tres personas, que después serían cuatro, comenzaron un ayuno que, según dijeron, no cesaría hasta lograr su propósito.

Argumentaron que la selección de funcionarios a los que el Presidente Municipal de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro, estaba dando posesión, era una traición a los principios de MORENA y a quienes participaron en la campaña para lograr el triunfo de dicho partido político, ya que se estaba tomando protesta a una mayoría de funcionarios de origen priísta, incluso siendo ratificados los que ya estaban, como es el caso de la JAPAC con el Ing. Higuera Laura.

Alegaban que no importaban los resultados que hubieran dado en sus puestos o en posiciones anteriores. Todos los del PRI eran rateros y se había votado por sacarlos del gobierno municipal.

No importaba que la falta de alimento pusiera en riesgo su vida. No desistirían hasta que Estrada Ferreiro anunciara la destitución de los priístas.

El viernes estuvo en la capital de Sinaloa el Diputado Gerardo Fernández Noroña y visitó a los inconformes. El resultado fue una llamada de atención para que no fueran intolerantes y ya levantaran el campamento. El mensaje, para mí, era claro, se habían quedado sin el apoyo de los líderes nacionales, y por ende, de toda la estructura estatal.

Pues la tarde de este sábado decidimos, mi familia y yo, ir al cine a la función de las 13:40 hrs. Como es necesario, prudente y educado, apagué el teléfono. Al salir de la función, la irrenunciable huelga ya había sido levantada y a ningún funcionario habían cambiado.

Resulta que el viernes se reunieron los huelguistas con el Lic. Estrada Ferreiro pero no llegaron a ningún arreglo. Lo mismo sucedió el sábado por la mañana pero, el resultado ahora fue distinto. Se resolvió el conflicto con la firma de una lista de puntos a realizar, corregir o revisar. Esto es, situaciones que el gobierno municipal tendrá que atender.

Lo que no me cuadra es que el propósito original de la lucha ni fue tocado. Y ahora resulta que “hay que apoyar a nuestro presidente municipal”. No que no esté de acuerdo en que hay que darle la oportunidad de demostrar pero, yo no estaba en huelga de hambre pidiendo su inhabilitación.

Si fuera malpensado, entre las cosas que pasarían por mi mente es que se arreglaron en lo oscurito pero, no quiero pensar mal.

Si fuera malpensado, me imaginaría que los ahora exhuelguistas van a tener un trabajo muy bien pagado en el ayuntamiento de Culiacán.

Si fuera malpensado, consideraría que fueron utilizados para aprobar una agenda de otras personas, que nada tenían que ver con los huelguistas originales.

Pero, repito, no quiero pensar mal. No tengo ningún elemento de prueba para creer que algo de eso mal pensado sucedió. Además de que quiero confiar en los amigos Ma. Antonieta, José Cruz Rubio, Guillermo Arámburo y Enrique Pérez Najar.

Lo que sí cambia de aquí en adelante es que, sin importar a quien apoyes en campaña o a qué partido pertenezcas, si haces bien la chamba en el puesto que te toque, es muy probable que te den otro en el gobierno que siga. Eso creo yo.